Hawker Hurricane IIC desde abajo

Hawker Hurricane IIC desde abajo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hawker Hurricane IIC desde abajo

Una vista del Hawker Hurricane IIC desde abajo, mostrando los cuatro cañones de 20 mm.


Hawker Hurricane IIC desde abajo - Historia


Huracán Mark II hasta Mark V


Especificaciones de Hawker Hurricane IIC y amp I (Mk I entre paréntesis)
Escribe Monoplano (monoplano)
Uso militar Luchador (Luchador)
Planta de energía Rolls Royce Merlin XX (Merlin II o III)
Caballo de fuerza 1.300 CV (1.030 CV)
Velocidad máxima 327 mph a 18,000 pies (325 mph)
Tasa de escalada 2.750 pies / min (2.420 pies / min)
Rango de trabajo 460 millas (600 millas) @ 175 mph
Peso vacio 5,658 libras (4,670 libras)
Peso cargado 8.044 libras (6.660 libras)
Techo de servicio 35.000 pies (34.000 pies)
Envergadura 40 pies 0 pulg (40 pies 0 pulg)
Longitud total 32 pies 3 pulg (31 pies 5 pulg)
Altura total 13 pies 3 pulg (13 pies 11,5 pulg)
Área total del ala 258 pies cuadrados (258 pies cuadrados)
Imagen en la parte superior:
Un Hawker Hurricane Mark I del Escuadrón 111 Northolt

Pero el Spitfire estaba tardando más en producirse en las primeras etapas, y fue el Hurricane el que entró en servicio primero.
Si fue lento para responder a los controles de los pilotos o la velocidad de ascenso, todos los Hurricanes no fueron rival para los Messerschmitt Bf109, que los superaron.

Como piloto de Hurricane, tenía cierto miedo y respeto por el Me 109. Por un lado, podía sumergirse más rápido. Si un piloto del Me 109 te veía, bajaba para dispararte, pasaba, tiraba de la palanca hacia atrás y comenzaba a subir muy rápido. Simplemente no podías seguirle el ritmo. La única forma de superar esto era volcarse invertido y zambullirse tras él en g positivo. Cuando el 109 se detuvo para nivelar o escalar, giraríamos los alerones hacia arriba y veríamos su vista en planta y haríamos un tiro perfecto.

La visibilidad de los huracanes fue bastante buena, excepto arriba y abajo en la parte trasera. El espejo fue útil, pero no tan efectivo como podría haber sido. Reemplacé el mío con un espejo retrovisor curvo, y realmente sentí que me daba un toque de velocidad adicional además de brindar una mejor vista.

Una vez me miré en el espejo y vi al Me 109 más grande y gordo de todos los tiempos, o eso parecía. De repente, su frente se iluminó cuando me disparó. El 109 pasó por encima, para ser seguido por mi número 2, ¡que me estaba disparando! Cuando bajamos, lo puse en práctica de armas durante dos días y le dije: "No dispares a tus amigos. ¡Y si disparas a algo, asegúrate de golpearlo!"


Variantes canadienses

Parte de la producción del Hurricane fue realizada en Canadá por Canadian Car and Foundry Co Ltd.

Huracán Mk X

Caza monoplaza y cazabombardero. Impulsado por un Packard Merlin 28 de 1.300 hp (969 kW). La unidad de la hélice se cambió a una unidad de velocidad constante "Hidromática" estándar de Hamilton, a menudo estos aviones carecían de hilanderos. Ocho ametralladoras de 0,303 pulgadas (7,7 mm) montadas en las alas. En total, se construyeron 490.

Huracán Mk XI

Huracán Mk XII

Caza monoplaza y cazabombardero. Impulsado por un Packard Merlin 29 de 1.300 hp (969 kW). Inicialmente armado con 12 ametralladoras de 0,303 pulgadas (7,7 mm), pero luego se cambió a cuatro cañones de 20 mm (0,79 pulgadas).


Descripción

El Hawker Hurricane fue un avión de combate de un solo asiento británico de mediados de siglo producido entre 1937 y 1944, diseñado y construido principalmente por Hawker Aircraft Ltd. para la Royal Air Force (RAF). Se usó durante la Segunda Guerra Mundial junto con el Supermarine Spitfire más conocido, desempeñando un papel importante, por ejemplo, durante la Batalla de Gran Bretaña. Había varios modelos del Hawker Hurricane. El Hurricane Mk IIC introdujo una disposición de cañón Hispano de 4 x 20 mm que encajaba con dos cañones en cada ala. Esto proporcionó una gran potencia de fuego contra una variedad de objetivos, ya sea en tierra, mar o aire.

Los modelos de aviones de latón de los aviones de la Segunda Guerra Mundial & # 8212 como el ejemplo ofrecido & # 8212 a menudo fueron fabricados durante la guerra por trabajadores de fábricas en Gran Bretaña durante su tiempo libre utilizando el latón sobrante en la fábrica. Generalmente, son de escala 1/72, variando en calidad, con algunos montados sobre bases. Los modelos de cazas británicos que hicieron incluyeron el Supermarine Spitfire, Hawker Hurricane y Boulton Paul Defiant & # 8212, siendo este último un avión monoplaza con una torreta eléctrica detrás del piloto. Los trabajadores de las fábricas británicas también fabricaron modelos de latón de aviones estadounidenses, incluidos el Boeing B-17, el Consolidated B-24 Liberator, el Lockheed P-38 Lightning y el North American P-51 Mustang. Al parecer, los trabajadores británicos no fabricaron modelos de aviones de potencia del Eje de la Segunda Guerra Mundial.

Estado: Generalmente muy bueno, el acabado de laca original al plano con desgaste y pequeñas abrasiones dispersas y manipulación. Base muy buena también, probablemente original del avión, también con el desgaste habitual por acabado, manejo, etc.

Maurice Kanareck, correos electrónicos a George Glazer Gallery, 22 de abril de 2020 (corrigiendo la discusión publicada anteriormente que sugiere que el modelo era un modelo Spitfire y citado anteriormente).

James Moore, correo electrónico a George Glazer Gallery, 31 de enero de 2020 (corrigiendo la discusión publicada anteriormente que sugiere que el modelo era un modelo Spitfire).


Hawker Hurricane de 1937 a 1950

Como admirador y modelador de Hawker Hurricane, pensé que mi colección de publicaciones era bastante completa. Escribo regularmente sobre libros en mi "Estantería de huracanes" para el Capítulo de Seattle del I.P.M.S. Mi colección incluye los "productos básicos" habituales, como las guías de publicaciones de perfiles, la serie Squadron "In Action", la "Serie de aviación" de ARCO-AIRCAM y el libro más reciente de la serie "Aircraft of The Aces" de Osprey. Incluso soy dueño de Hawker Hurricane: A Comprehensive Guide for the Modeler de Richard A. Franks, solo el segundo volumen de la serie "Modellers Datafile" de SAM Publications. Mi hermano Chris me regaló el primer volumen de la serie "Classic WWII Aviation" de Tempus Publishing LTD, de Edward Shacklady. Estoy seguro de que todos reconocen estas portadas.


No pensé que surgirían muchas más novedades sobre el huracán, pero en una reunión reciente de NorthWest Scale Modelers, nuestro editor de "Internet Modeler", Chris, me entregó esto. Es el volumen 14 de la serie "Planes and Pilots" editada por Histoire & amp Collections de París, Francia. (Copyright 2010.)

Es un volumen reducido de solo 82 páginas. Pero eso es espacio suficiente para una historia compacta y muy bien escrita que comienza con "Desde el interceptor monoplano hasta el huracán", y concluye con "Los usuarios extranjeros del huracán". Muchas de las fotografías en blanco y negro que ilustran estos capítulos eran las que había visto antes, pero no todas.

Lo que realmente distingue a este libro es que a partir de la página 13, ¡hay un perfil de color tras otro, tras otro! Se ilustran dos ejemplos típicos. Sé que mis escaneos no les hacen justicia, el trabajo de detalle es excelente y los estándares de reproducción del color son muy altos.

Cada leyenda ofrece una historia breve pero exacta de la aeronave en el momento en que mostraba tales marcas.

Hawker Hurricane Mark IIC (BN230) del Escuadrón No. 43, Tangmere, Inglaterra, agosto de 1942. Piloto: líder de escuadrón Daniel "Danny 'Le Roy du Vivier. Este belga nacido en Holanda se unió a la RAF después de que su país capituló. Incorporado en el No. 43, participó en parte de la Batalla de Gran Bretaña y fue enviado al norte de África con su unidad en septiembre de 1942. Terminó la guerra como Wing Commander con tres bajas en su haber.


Hawker Hurricane Mark IIC (Z2909) del Escuadrón No. 1, Redhill, Inglaterra, mayo de 1941. El teniente Jean Demozay obtuvo su tercera muerte con este avión completamente negro derribando un He-111 durante la noche del 10 al 11 de mayo de 1941. Tres días después fue ascendido al vuelo de Comando 'B' del Escuadrón No. 1. "Morelaix" (el nombre en clave de Demozay en la FAFL - Fuerzas Francesas Libres) terminó la guerra con 18 muertes confirmadas y dos probables que lo convirtieron en el tercer as francés de la Segunda Guerra Mundial.

Cuatro de esos perfiles están en cada página de la placa de color, y el total general del libro es ciento ochenta y cuatro.

Los huracanes tuvieron una historia mixta en lo que respecta a Francia. Al principio, fueron enviados para ayudar a defender Francia, donde casi 400 se perdieron ante el gigante nazi alemán. Más tarde, lucharon contra las fuerzas de Vichy France en Siria y el norte de África. Para la invasión del norte de África francesa, los huracanes se marcaron con estrellas de aspecto estadounidense con la esperanza de apaciguar la resistencia francesa. Desde la caída de Francia hasta su liberación y hasta el final de la guerra, los pilotos franceses libres que pilotaban Hurricanes hicieron una contribución significativa al esfuerzo bélico de los Aliados.

Las últimas páginas están ocupadas con ilustraciones comunes de acabados y marcas. El diseño exacto del famoso "Plan de tierras templadas" del huracán de 1938 a 1941 se realiza en verde oscuro y tierra oscura en patrones de Tipo "A" y Tipo "B" (imagen especular). Luego está el "Esquema de combate diurno" de agosto de 1941, gris y verde oscuro, y el esquema "Desierto" o "Medio Oriente" en amarillo arena y marrón. Las siguientes dos páginas muestran varios esquemas de pintura de la superficie inferior, incluidos ejemplos de la parte inferior en blanco y negro que el Cuerpo de Observadores utilizó particularmente para la identificación desde abajo hasta aproximadamente junio de 1940, y gráficos de los diferentes tipos de rotondas utilizadas en el Huracán y otros. Aviones británicos, incluidas las variantes de los tipos A, B y C, y el azul sobre azul del teatro del sudeste asiático: no hay rojo en la insignia para confundir a los artilleros aliados que buscan con atención los hinomarus japoneses (discos del 'Sol naciente') .

Hay vistas laterales finamente dibujadas que representan las diferencias físicas entre las diferentes marcas, incluidos los huracanes marinos. Por último, hay una lista de códigos de escuadrón de huracanes, con combinaciones de letras de código y números de escuadrón tanto para la Royal Air Force como para el Fleet Air Arm de la Royal Navy.

Representar toda esta variación en colores y marcas era necesario, ya que los Hurricanes servían en todo el mundo, sobre todos los tipos y colores imaginables de terreno, en una amplia variedad de roles, y volaban pilotos de muchas nacionalidades. Se necesitarían bibliotecas para documentarlos todos, pero este delgado libro en rústica (sólo alrededor de siete y tres cuartos por nueve pulgadas y media… o debería decir, ya que fue hecho en Francia: 24 centímetros por 27) contiene una buena porción. ¡Los ciento ochenta y cuatro perfiles de este libro deberían mantener ocupados a los modeladores de Hurricane con pintura y calcomanías por un tiempo!


Hawker Hurricane IIC

Si bien a veces se lo ve como el socio menos glamoroso de su famoso contemporáneo el Supermarine Spitfire, para muchas personas el Hawker Hurricane es el héroe anónimo de la Batalla de Gran Bretaña. Desempeñó un papel vital durante el verano de 1940. Los huracanes destruyeron más aviones enemigos durante la Batalla de Gran Bretaña que todas las demás defensas aéreas y terrestres combinadas. Cuando estaban armados con bombas, recibieron el sobrenombre de & # 8216 Hurri-Bomber & # 8217. El último huracán salió de la línea de producción en julio de 1944 y hoy vuela con la RAF & # 8217s Battle of Britain Memorial Flight. Qué oportunidad tan increíble para adoptar exclusivamente una pieza icónica de la historia británica.

Los detalles de su adopción

Al adoptar uno de nuestros artículos icónicos, está desempeñando un papel crucial para ayudarnos a compartir las mejores historias jamás contadas.

Cada adoptado recibirá una imagen digital de su adopción junto con un certificado. El reconocimiento de la adopción, incluido su nombre y un mensaje de dedicación opcional, se incluirá en Colecciones en línea. ¡También recibirá comunicaciones personalizadas durante todo el año sobre su adopción! Haga clic aquí para ver un ejemplo del certificado y la imagen digital recibidos con su adopción.

Una vez que haya completado su adopción, se le enviará por correo electrónico su certificado digital y su imagen; espere hasta cinco días hábiles. Si ha realizado la adopción como regalo, los detalles del regalo se tomarán después de la compra. Le enviaremos el certificado y la imagen, con el nombre del destinatario del regalo incluido, que luego podrá obsequiar.

Las adopciones duran 12 meses a partir de la fecha de compra. El Museo puede retirar elementos de la exhibición de forma temporal o permanente por razones esenciales de funcionamiento o conservación. Consulte en nuestro sitio web la ubicación actual si viaja para ver su objeto.

Si desea adoptar un objeto en el nivel Estándar exclusivamente, envíenos un correo electrónico.


Hawker Hurricane IIC desde abajo - Historia

Construido como un Huracán IIC.

Adquirido Fuerza / Carga con la Royal Air Force con s / n LF363.

Al vuelo conmemorativo de la batalla de Gran Bretaña, RAF Coningsby, Coningsby, Lincolnshire / Lincs, Inglaterra.
Ver el dossier de ubicación

Marcas aplicadas: LE-D
Pintado con las marcas del Escuadrón 242 que, durante la Batalla de Gran Bretaña, tenía su base en RAF Coltishall bajo el mando de Douglas Bader.


Fotógrafo: Peter Nicholson
Notas: Este Huracán IIC del Vuelo Conmemorativo de la Batalla de Gran Bretaña asistió al Salón Aeronáutico de Leuchars de la RAF de 1972.


Fotógrafo: Fotógrafo desconocido


Fotógrafo: Fotógrafo desconocido


Fotógrafo: Peter Nicholson
Notas: La batalla de Bretaña Memorial Flight Hurricane II visto en una visita a Southend-on-Sea, Essex.


Fotógrafo: Paul Thallon
Notas: Foto tomada en el aeropuerto de Prestwick.


Fotógrafo: Robert Nichols
Notas: en RAF Brize Norton Airshow


Fotógrafo: Paul Thallon
Notas: 1983 foto de Hawker Hurricane IIC en Greenham Common


Fotógrafo: Robert Nichols
Notas: en el día de la batalla de Gran Bretaña de la RAF Abingdon


Fotógrafo: Robert Nichols
Notas: en el Salón Aeronáutico de RAF St Mawgan


Fotógrafo: Peter Nicholson
Notas: Este vuelo conmemorativo de la batalla de Gran Bretaña, el huracán IIC, asistió a la RAF Mildenhall Air Fete de 1988.

Marcas aplicadas: GN-A
Pintado con las marcas del Teniente de Vuelo James Brindley Nicolson (VC), Escuadrón No 249 de la RAF, Boscombe Down, 16 de agosto de 1940.


Fotógrafo: Robert Nichols
Notas: en RNAS Yeovilton Airshow


Fotógrafo: Robert Nichols

Se estrelló.
Se estrelló al aterrizar en RAF Wittering tras un fallo de motor.

Contratado a Historic Flying Ltd, Audley End para el trabajo en la estructura del avión.

Restaurado.
Marcas aplicadas: US-C
El trabajo fue realizado por Historic Flying.


Fotógrafo: Ken Videan
Notas: En el enclave de 100 años de vuelo en RIAT Fairford.


Fotógrafo: David Miller
Notas: En Duxford, Reino Unido

Marcas aplicadas: JX-B, P3395
Pintado para representar un Hurricane Mk 1, el avión personal del Sargento Piloto Arthur Darkie Clowes DFM, del Escuadrón No 1 durante la Batalla de Gran Bretaña.


Fotógrafo: Thomas Delvoye
Notas: RAF Fairford, Reino Unido

Marcas aplicadas: GN-F, S
Cada lado ahora está pintado con diferentes marcas.


BBMF Hurricane (Last Of The Few) homenaje a AC / DC Back In Black. :-)

Cada pocos años, cada uno de los aviones del Vuelo conmemorativo de la Batalla de Gran Bretaña (BBMF) de la Royal Air Force recibe un nuevo esquema de pintura como una forma de resaltar la enorme amplitud de la historia y las valientes acciones que representan estos aviones. Por lo general, la BBMF mide estos repintados para que coincidan con las revisiones importantes de los aviones, y tal fue el caso recientemente del Hawker Hurricane Mk.IIc PZ865 de Flight, que regresó a su hogar en RAF Coningsby ayer después de la reelaboración en Biggin Hill ahora marcado como No. Avión intruso de combate nocturno del Escuadrón 247, codificado 'ZY-V. Como señala el comunicado de prensa de BBMF ...

El Hurricane Mk IIc PZ865 de BBMF voló por primera vez el 27 de julio de 1944, el último de los 14.533 Hawker Hurricanes construidos. Equipado con cuatro cañones de 20 mm y un motor Rolls-Royce Merlin XX, salió de la línea de producción en la enorme fábrica de aviones Hawker en Langley con la inscripción "El último de los muchos" pintado debajo de la cabina en ambos lados.

(Huracán Mk IIC PZ865, "El último de los muchos", en un vuelo de prueba temprano en 1944, siendo pilotado por el piloto de pruebas jefe de Hawker, el sin sombrero George Bulman, que había realizado el vuelo inaugural del prototipo Hurricane, K5083, el 6 de noviembre de 1935. Bulman, por lo tanto, realizó los primeros vuelos de prueba en el primer y último huracán. Foto vía Battle of Britain Memorial Fligt.)

Queriendo preservar el último Huracán jamás construido, el fabricante compró el PZ865 al Ministerio del Aire antes de que ingresara al servicio de la RAF. Durante los siguientes 28 años, Hawker (y sus empresas sucesoras) utilizaron el PZ865 en diversas capacidades, incluso como empresa "pirata", piloto de carreras, aviones de exhibición y para secuencias aéreas en películas, incluida la famosa película "Batalla de Gran Bretaña".

En 1972, una combinación de recursos limitados y espacio de hangar restringido en las instalaciones de Hawker Siddeley en Dunsfold obligó a la compañía a concluir que ya no podía mantener su colección de aviones históricos. La intervención de Duncan Simpson, que entonces era el piloto principal de pruebas de Hawker Siddeley, y sus astutas maniobras detrás de escena, obtuvieron el permiso suficiente para permitir la donación del Hurricane a la BBMF, que entonces tenía su base en RAF Coltishall. En marzo de 1972, antes de que nadie pudiera cambiar de opinión, Simpson voló PZ865 a Coltishall y entregó el Hurricane al Flight. Sin embargo, su llegada con esta preciosa pieza de la historia de la aviación británica fue inesperada. Un sargento de vuelo de BBMF lo saludó mientras bajaba del avión diciendo: "Buenas tardes, señor, ¿qué tenemos aquí?" Duncan respondió, "Es un huracán, sargento de vuelo, un huracán muy especial, y se lo entrego. Cuídalo y asegúrate de que vuele directamente hacia el futuro para que las generaciones futuras puedan verlo ".

La BBMF ha hecho precisamente eso y el deseo de Duncan Simpson de que este huracán especial se mantenga en condiciones de vuelo se sigue cumpliendo más de 75 años después de su primer vuelo. El famoso Hurricane fue a Biggin Hill a fines de 2020 para someterse a un servicio "importante" con The Spitfire Company, que actualmente tiene el contrato MOD para "Majors" en los tipos de aviones de combate BBMF. El PZ865 ha surgido ahora del "Major" en un nuevo esquema de color como un caza nocturno completamente negro.

El "ZY-V" original fue el huracán IIC BE634 de 247 Sqn, que tenía su base en Predannack y Exeter en 1942, con sus pilotos involucrados en patrullas de combate nocturno defensivas y operaciones de intrusos nocturnos sobre territorio enemigo. Inusualmente, los 247 Sqn Hurricanes usaban rondas de tamaño medio y letras de código sobre su camuflaje de caza nocturno completamente negro. Los cazas nocturnos completamente negros Hurricanes de 247 Sqn se utilizaron para la defensa aérea nocturna del área de Plymouth y Exeter y para operaciones nocturnas de intrusos contra objetivos en el noroeste de Francia.


Hawker Hurricane construido en Langley

A mediados de la década de 1930, el RAF Fighter Command constaba de 13 escuadrones equipados con biplanos obsoletos como el Bristol Bulldog, Hawker Demon y Hawker Fury. En 1935, el Ministerio del Aire emitió la Especificación F.36 / 34 para un nuevo caza monoplano monoplano de alta velocidad.

Sydney Camm, diseñador jefe de Hawker Aircraft, que trabajaba constantemente en nuevos diseños de caza, presentó el prototipo del Hurricane. Fue propulsado por el nuevo motor Rolls-Royce Merlin y diseñado para llevar ocho ametralladoras en las alas.

El prototipo, registrado K5083, voló en noviembre de 1935 y el Ministerio del Aire realizó un pedido de 600 aviones que luego se incrementó a 1.000. El primer Hurricane de producción, L1547, voló en octubre de 1937.

El prototipo se conoció originalmente como Merlin.

Rendimiento Prototipo de huracán K5083

Planta motriz 1 x 900hp Rolls-Royce PV-12 que impulsa una hélice de paso fijo de dos palas

Velocidad máxima 315 mph a 16,200 pies

La aeronave pesaba 5.672 libras y podía despegar en poco menos de 800 pies. Podría subir a 15.000 pies en 5 minutos 42 segundos.

En 1936, Hawker Aircraft Ltd compró Parlaunt Farm, Langley, para construir un aeródromo y una fábrica. Se completó a fines de 1938. La fábrica produjo un huracán por día, pero la producción fue de cinco por día en 1942.

La batalla de Francia

En septiembre de 1939, la RAF tenía 18 escuadrones de Hurricanes y el primero de seis escuadrones fue enviado a Francia para ayudar a detener la invasión alemana. En mayo de 1940 se les unieron cuatro escuadrones más, pero el alemán Guerra relámpago ya había cobrado impulso y todos los huracanes se retiraron a Gran Bretaña a mediados de junio.

Luego, los huracanes estuvieron involucrados en la Operación Dynamo, la evacuación de las tropas británicas, francesas y belgas de Dunkerque y la Batalla de Gran Bretaña, que se cubre en otra página. Durante el Blitz, el Hurricane se convirtió en el principal caza nocturno hasta que se desarrollaron aviones más especializados.

Huracán I de 2e Escadrille Regimiento 'Le Chardon' 1/2 Fuerza Aérea Belga, Diest, 1940

Huracán I de la Fuerza Aérea de Finlandia

Este avión fue uno de los doce suministrados a Finlandia en 1939 para ayudar en su lucha contra la Unión Soviética durante la Guerra de Invierno. Más tarde, los dos países se unirían contra la amenaza de invasión de Alemania.

La batalla del Atlántico norte

Cuando Francia cayó, una prioridad importante, además de la Batalla de Gran Bretaña, fue la protección de los convoyes en el Atlántico Norte. Estos convoyes traían suministros desesperadamente necesarios desde América del Norte a Gran Bretaña y la Unión Soviética, pero, con poca o ninguna cobertura aérea, eran vulnerables a los ataques de los submarinos y los bombarderos Focke-Wulf Fw200 de largo alcance.

Una medida provisional llegó en forma de huracanes lanzados desde una catapulta en un barco mercante para interceptar a los bombarderos. Después de la salida, el piloto se dirigía a la tierra más cercana o se hundía en el mar con la esperanza de ser recogido por uno de los barcos. Los pilotos conocían a los aviones como "Hurricats". Más tarde, se produjeron verdaderos Sea Hurricanes, totalmente equipados para ser operados desde portaaviones de escolta recientemente disponibles.

Hawker Sea Hurricane Mk1A "Hurricat" de la unidad de combate de buques mercantes de la flota aérea, RAF Speke, 1941.

Sea Hurricane I P3114 código M del No 800 Squadron FAA, RNAS Gosport, 1940

Huracán marino I, Z7015

Propiedad de Shuttleworth Collection, Old Warden

En la guerra del desierto en el norte de África en 1942, los huracanes MkII equipados con cuatro cañones de 20 mm y provisión para dos bombas de 250 libras tuvieron éxito en el papel de ataque terrestre contra los blindados alemanes e italianos.En Europa, los huracanes volaron en misiones nocturnas de intrusos o 'ruibarbos' volando bajo sobre Francia atacando objetivos de oportunidad como líneas ferroviarias e instalaciones militares.

Hurricane IID BP188 JV-Z 6 Squadron RAF, Egypt 1942 equipado con cañones de 40 mm debajo de cada ala para ataques contra blindados enemigos.

Huracán IID, BE581 / JX-E Reaper de la noche

Este avión fue piloteado por el as checo Flt Lt Karel 'Kut' Kuttelwascher DFC, RAF No 1 (F) Squadron, Tangmere en 1942. Voló operaciones de intrusos y en 15 misiones 'Kut' derribó 15 bombarderos enemigos.

Un puñado de Hurricanes piloteados por valientes pilotos y tripulaciones de tierra defendieron Malta desde junio de 1940 hasta principios de 1942, cuando finalmente llegaron los refuerzos.

Construido en Canadá, este Huracán I tiene el registro civil G-HURI y pertenece a la Colección de Aeronaves Históricas en Duxford. Lleva el registro militar de Z5140 y el código de escuadrón H-AC que representa a uno de los defensores de Malta.

En septiembre de 1941, dos escuadrones de la RAF Hurricane, 81 y 134, fueron enviados a Rusia para ayudar en la defensa de Murmansk. Durante este despliegue, los pilotos de la RAF derribaron 15 aviones alemanes por la pérdida de un huracán. Poco después, se suministraron 2.952 Hurricanes a la Unión Soviética en virtud de un contrato de arrendamiento financiero.

Un huracán IIB Z2585 / 42 de la Unión Soviética

En 1942, se enviaron huracanes a Asia y lucharon durante toda la guerra. Las máquinas se estaban volviendo obsoletas a estas alturas y su rendimiento se vio obstaculizado aún más por la instalación de filtros de aire tropicales debajo de la nariz.

Un Huracán IIC equipado con un filtro de aire tropical y pintado con marcas de teatro del Pacífico enviado al Lejano Oriente en 1942.

Se produjeron 14.451 huracanes, incluidos 2.750 producidos por la compañía Gloster Aircraft, 300 por Austin Aero Company y 1.551 por Canadian Car and Foundry, Ontario. Los números de Sea Hurricane son un poco vagos porque muchos fueron conversiones de máquinas construidas como Hurricanes. El mejor número de huracanes marinos hechos a medida que el autor puede encontrar es 885.

Aparte del Reino Unido, el huracán sirvió a las fuerzas de varios países, entre ellos: Australia, Bélgica, Canadá, Egipto, Finlandia, India, Irán, Irlanda, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Unión Soviética y Turquía.

Este avión fue el último Huracán jamás construido y llevaba la inscripción "El último de los muchos" debajo de la cabina cuando salió de Hawkers en Langley.

Rendimiento Huracán IIC

Planta motriz 1 x motor Rolls-Royce Merlin XX

Velocidad máxima 340 mph a 21,000 pies

El armamento consistía en un cañón de 4 x 20 mm y provisión para bombas de 2 x 250 libras o 2 x 500 libras. Solo 13 Hurricanes en todo el mundo se mantienen en condiciones de aeronavegabilidad, 6 de los cuales tienen su base en el Reino Unido.

La apelación de la amapola

Para obtener más información sobre Poppy Appeal, comprar productos de recuerdo o hacer una donación que genere fondos para el buen trabajo de The British Legion, visite:

Postales de Slough quisiera dejar en claro que las opiniones expresadas en este artículo son las del sitio web y no reflejan necesariamente las opiniones de la Royal British Legion, sus miembros, The Poppy Appeal o cualquier personal de servicio británico.

Mi nombre es Gary Flint. Soy autor, fotógrafo e ilustrador de amplificador de Postales de Slough. Si desea hacer algún comentario sobre el contenido del sitio web, haga clic en la mariquita a continuación:

Postales de Slough es un sitio web financiado de forma independiente. Estamos abiertos a ofertas de patrocinio de empresas que tengan algún vínculo con la ciudad. Para contactarnos, haga clic en la mariquita a continuación:

Foro de la comunidad de Chalvey

Postales de Slough está vinculado con un grupo de acción local, el Foro Comunitario de Chalvey. El grupo se relaciona con varias organizaciones locales para mejorar la calidad de vida de los residentes en el barrio de Chalvey y Salt Hill. Para obtener más información, haga clic en la hoja de culantrillo a continuación:

Museo de la aviación de Berkshire

Soy voluntario como guía en el Museo de Aviación de Berkshire. Es un museo especial y si desea saber más sobre el museo, haga clic en el motivo a continuación:

Para obtener más información sobre las actividades de los museos durante su estancia en este sitio web, haga clic en la pestaña en la parte superior de la página o en el motivo a continuación:

Guía de gracias

Postales de Slough utiliza algunas imágenes de Grace's Guide. Haz click en el botón de abajo:

Edificios listados británicos

Postales de Slough aporta material a los edificios catalogados británicos y utiliza el sitio con fines de referencias cruzadas. Haz click en el botón de abajo:


Hawker Hurricane N. F. Mk. IIC? (1 visor)

Huracán Mk I del Escuadrón No 87, visto durante junio de 1941, justo antes de que el escuadrón completara un movimiento hacia el Huracán IIC.

Huracanes del Escuadrón No 87 vistos en vuelo durante junio de 1941, el mes en que el escuadrón se convirtió del Huracán Mk I de ocho cañones (segundo desde abajo) al Huracán Mk IIC armado con cañones (abajo).

Fubar57

Teniente general

Lord Tunderin Jaysus, Jan, revisé 16 libros y no había ni una sola foto de un huracán de 504Sqn. y mirando la mayoría de las fotos, uno pensaría que 87Sqn fue el único que voló con los huracanes durante la guerra.

Lucky13

Mascota del foro

No nos lo ponen fácil, ¿verdad?

Desde sus primeros días de servicio, el monoplaza Hawker Hurricane demostró ser un avión agradable para volar de noche (a diferencia del Supermarine Spitfire), y ya en la Batalla de Bretaña, los Hurricanes realizaban patrullas nocturnas con regularidad para complementar las del caza nocturno Bristol Blenheims. . Por ejemplo, el Escuadrón (Caza) No. 92 operó un vuelo separado en Bibury en Gloucestershire para este trabajo. A medida que la batalla diurna se agotaba en octubre, el Huracán volaba cada vez más por la noche y con la introducción del Huracán Mk II más poderoso con progresivamente más pesado armamento (ocho ametralladoras en el Huracán Mk IIA, 12 ametralladoras en el Huracán Mk IIB y cuatro cañones de 20 mm en el Huracán Mk IIC), la aeronave no solo realizó patrullas defensivas nocturnas, sino que también se utilizó cada vez más como intruso sobre las bases de bombarderos alemanes en el norte de Francia y los Países Bajos. Entre los escuadrones de caza / intrusos nocturnos más conocidos que volaron el Huracán Mk II en 1941-2 estaban los números 1, 3, 46, 79 y 87 se les atribuyó la destrucción de 52 aviones enemigos, 16 embarcaciones costeras, 105 vehículos de carretera y 17 locomotoras. durante los últimos seis meses de 1941. Sin lugar a dudas, el piloto más exitoso de este período de mitad de la guerra fue el Teniente de Vuelo Karel Kuttelwascher (un veterano checo de la Batalla de Gran Bretaña) del Escuadrón No 1 (Caza), quien anotó su primer 'intruso ', un Junkers Ju 88, el 1 de abril de 1942 y derribó 14 aviones enemigos más (siete Dormer Do 217, cinco Heinkel He Ills, un Dornier Do 17 y otro Ju 88) en las siguientes ocho semanas, por que le concedieron dos DFC: entre sus victorias hubo tres He 11 Is derribado sobre St André en el espacio de cuatro minutos a la medianoche del 4/5 de mayo, una hazaña nada fácil para un monoplaza sin el beneficio del radar.

El intruso nocturno especializado Hurricane se diferenciaba de su homólogo de caza diurno solo en que estaba pintado de negro mate en general y tenía pequeños paneles antirreflejos entre los tubos de escape del motor y el parabrisas del piloto. El huracán Mk Us proporcionó el primer equipo de combate nocturno en el Medio Oriente con la llegada del Escuadrón No. 213 a la Zona del Canal en mayo de 1941, y en mayo de 1943 los IIC del Huracán Mk con radar piloto-IA sirvieron con el Escuadrón No. 176 en el Área de Calcuta.

Por último, cabe mencionar los escuadrones Turbinlite que, utilizando Douglas Havocs y Douglas Bostons equipados con reflectores e inteligencia artificial para localizar a los asaltantes enemigos, también volaron los huracanes Mk IIB y Mk IIC durante 1942 con una ausencia casi total de éxito, junto con un rápido desarrollo. del radar de IA, hizo que este experimento inútil e inútil fuera abandonado en enero de 1943.

Huracán Mk. U ?? Debe ser un error de imprenta, eh. en lugar de Mk. Yo, verdad?

Lucky13

Mascota del foro

El Hurricane no fue un éxito particular como caza nocturno, pero resultó muy adecuado como intruso nocturno con escuadrones como el número 1, donde fue utilizado con gran efecto por el comandante de vuelo Karel Kuttelwascher y el líder de escuadrón James MacLachlan, y el número 43, ambos de los cuales tenían su base en Tangmere en el momento de realizar dichas operaciones.

Como dice Harry Lea, uno de los pilotos de intrusos nocturnos del 43 Escuadrón:

“El Hurricane IIC fue un avión espléndido para el trabajo que tenía entre manos. Tenía alcance con sus dos tanques de caída de 45 galones, excelente armamento con cuatro cañones de 20 mm, y era un avión resistente y sólido que podía soportar una gran cantidad de castigos y aún sobrevivir. Este último punto se demostró en el Dieppe Raid cuando sufrimos severamente por fuego terrestre y todos menos dos aviones regresaron, de los cuales cinco sufrieron diferentes grados de daño, uno de ellos se preguntaría cómo logró mantenerse en el aire ''.

Hubo tres características que distinguieron particularmente a los Hurricanes intrusos de los que volaron los Escuadrones 1 y 43 en la Batalla de Gran Bretaña: color, armamento y combustible.

Antes de ser asignados a tareas de intruso nocturno, los Hurricanes de vuelo nocturno tendían a tener un esquema de color híbrido diurno y nocturno: superficies superior y lateral en camuflaje verde oscuro y gris oscuro (caza diurno) con superficies inferiores que incluyen tanques de combustible completamente negros y sin alas. roundels (luchador nocturno). Sin embargo, muchos intrusos Hurricanes fueron pintados de negro mate por todas partes (a excepción de la ruleta roja). Se apreció que el acabado mate de la aeronave podría aumentar la 'resistencia' y, por lo tanto, reducir la velocidad máxima, pero el intruso, a diferencia del inceptor, no dependía de la velocidad sino de la ocultación.

A pesar del esquema de color negro, la aeronave aún podía delatarse en la oscuridad porque los colectores de escape solían brillar al rojo vivo, por lo que parte de la rutina de mantenimiento era aplicar pintura de plomo roja muy espesa a los colectores. As 43 Squadron pilot Jack Torrance comments: "Even with the flame shields over the exhaust, I found the flickering blue flames strangely comforting over the water but, once over the French coast, one felt very conspicuous in the night sky". His squadron colleague Morrie Smith makes the same point: "I felt that everyone for miles around could see the exhaust stubs glowing in the night, but the anti-glare cowlings protected the pilot's night vision from this glow".

Godfrey Ball, another 43 intruder, remembers a disturbing occasion on the return from an operation:

"As I descended deeper into the cloud, I experienced a frightening phenomenon: the whole inside of the cockpit was lit up by a red glow. My immediate reaction was: 'Fire!' But there was no heat and all my instruments showed everything to be in order, so I ventured to look outside. My two exhaust manifolds were belching out the usual flame, made perhaps a trifle more red and less blue from being throttled back, and this source had illuminated the surrounding very dense cloud. It was an eerie sensation but, once I knew what it was all about, it ceased to trouble me".

The IIC was fitted with four 20 mm cannon, two in either wing, in place of the eight or twelve Browning machine guns on the earlier marks. These cannon were French Hispano-Suiza HS.404 guns. It was immediately obvious that a Hurricane was a IIC because its cannon protruded so far out of the leading edge of the wings - the overall length was of the guns was 8 ft 2.5 in - and the recoil springs stood out along the barrels. These protruding cannon had rubber covers like over-sized condoms, so that it was a simple matter for ground crew to see if a returning pilot had used his weapons.

On No 1 Squadron's intruder aircraft, the cannon's ammunition consisted of equal quantities of high explosive (HE) and ball (20mm or 0.787 in). The former exploded on impact to create a hole in the enemy aircraft and the latter was a solid steel missile designed to pierce the plating of the German planes. They alternated in the belt and, at a muzzle velocity of 2,880 feet per second, it did not take them long to reach their target.

Many think of the fighter aircraft of the Second World War as having a considerable volume of ammunition - certainly the movies give that impression. In fact, the available firing time of a Hurricane armed with cannon was even less than for one with machine guns, although of course there was much more power in the punch.

The IIC's carried a total of 364 rounds (91 per cannon) which - at an approximate rate of fire of 600-650 rounds per minute - was only long enough for about nine seconds of firing. So every second had to count and a typical burst would only be between one and three seconds.

Like all fighter armament, the IIC's cannon were aligned to focus at a point some way ahead of the aircraft. The original Hurricane had its machine guns aligned to converge at a point about 650 yards ahead, but later the distance was reduced to 400 yards. Finally, at the insistence of Squadron Leader P J H Halahan (the Commanding Officer of No 1 Squadron until May 1940), the alignment was further reduced to 250 yards.

Therefore successful night intruder pilots would position themselves behind the enemy, so as to escape observation, and a little above or below, so as to hit the fuselage, and the usual mode of attack would be to tuck in close and fire from a distance of 100-200 yards.

Use of cannon could be colourful. Godfrey ball of 43 Squadron recalls:

"When shooting up trains, the cannon shells would ricochet from both the engine strikes and from the permanent way (if you undershot when aiming at the guard's van) and looked remarkably like flak- blue, red, green and white. It almost seemed at times as if I were going to fly into my own bullets!".

Intruder operations over the Continent required plenty of fuel and so Hurricanes on such operations were fitted with two 45 gallon drop tanks, one under each wing. This additional 90 gallons of fuel, added to the 66 gallons in the two main tanks carried in the wings and the 28 gallons in the reserve tank located between the engine and the cockpit, provided a total of 184 gallons and took the overall combat weight to 8,000 lbs. If necessary, these drop tanks could be jettisoned by pulling a lever on the starboard side of the cockpit (what American pilots on long range Mustangs would later call, in characteristically colourful language, "punching your babies").

43 Squadron intruder Harry Lea points out: "Before carrying out an attack, we used to jettison our long range tanks. This was because, even when empty or partially empty, they were lethal when struck by enemy fire". So invariably the pilot - having started and taken off in the normal way on the main tanks - would use the fuel in these additional tanks before switching to his main tanks, in case he had later to release the drop tanks.

Another of the 43 Squadron intruder pilots, Godfrey Ball, recalls a particular problem about flying a Hurricane with drop tanks:

"This extra 90 gallons just about doubled our endurance in flying time. I always aimed to use this extra fuel up first. As we had no gauges for these extra tanks, it was necessary to time how long they had been in use very carefully for, if they ran dry, one was likely to get an air lock in the fuel system which, while not being disastrous, was very frightening, especially at night.

The Hurricane was fitted with a 28 gallon gravity tank which, when turned on, got rid of air locks very quickly, and it was fitted mainly for this purpose as air locks could also be caused by draining the main wing tanks. I allowed for a consumption of 60 gallons per hour so, when they had been on for an hour and a half, I would operate on the normal tanks. When actually in an area of possible combat, I always used the wing tanks rather than the auxiliaries.

One night over France, I ran the long range tanks dry by mistake and got an awful fright. I was only at about 500 feet when the red fuel warning light came on like a huge beacon in the darkened cockpit and, at the same time, the engine faded out. I had turned the reserve tank on in less than a spilt second but, although the engine responded quite readily, it seemed to me that it would never come good. It was only then that I found out how long 'immediate' could be, for the good book said that under such circumstances turning the petrol **** on to 'gravity' would bring an immediate response!".

The price of having drop tanks was a certain loss of manoeuvrability. As 43 Squadron Jack Torrance notes: "The old Hurricane gave a feeling of great reliability and steadiness, although it was sluggish in the air with the drop tanks full".

Of course, the benefit of the drop tanks was increased range. The combined fuel volume of 184 gallons enabled an operation to last - at a normal average consumption rate of around 50-60 gallons an hour - about three to three and a half hours and to cover - at an optimum cruising speed of about 170 mph - a range of about 900 miles. Since up to half the intruder pilot's fuel could be used reaching and returning from the general target area, his maximum time over the German bases would be around two hours. However, any action would increase fuel consumption and reduce the time available in the air and, in fact, a typical sortie would be about two to two and a half hours.

Now three or more hours was quite a long time to spend sitting in the fairly confined space of a Hurricane cockpit and some of the intruder pilots used to joke that an essential characteristic of those carrying out such operations should be a tough posterior.

Fubar57

Teniente general

Saw a couple of funny things in one of the books I was going through. Off to P.G. right now to pick up newly married #1 daughter, should be home in about 7 hours and I'll see if I can find it again.

Lucky13

Forum Mascot

Now three or more hours was quite a long time to spend sitting in the fairly confined space of a Hurricane cockpit and some of the intruder pilots used to joke that an essential characteristic of those carrying out such operations should be a tough posterior.

Fortunately one of the attractive features of the Hurricane for its intruder role was that its cockpit was a little more spacious than some other fighter aircraft. Morrie Smith flew intruder operations with 43 Squadron and insists: "The Hurricane IIC was a very easy aircraft to fly and a good gun platform. Since the cockpit was so roomy, a pilot had room to stretch - a welcome exercise for a pilot compelled to sit for three to four hours on an uncomfortable dinghy attached to a parachute. For some reason, the escape equipment in the dinghy seemed after a while to be all edges and most uncomfortable!".

The night intruder operation was a specialist exercise requiring a pilot with keen eyesight, cool nerves, and the ability to seize a chance that would only last seconds. It involved flying a lone fighter over to the enemy's own airfields and seeking to destroy his bombers as they were taking off or landing. As such, it was a particularly furtive operation where success came from striking an opponent in the back when he was least expecting it.

Usually intruder activity took place during the two weeks around a full moon, known by the pilots involved as "the moon period". The moon assisted flying as well as the location of enemy bombers. As they waited for an operation, intruder pilots would tend not to read or write because the whiteness of the page would have dulled their vision. Indeed some pilots would prepare for such sorties by wearing 'dimmer' glasses - goggles with dark lenses - which protected their eyes from lights and accustomed them to the darkness which lay ahead.

In the course of the year or so that the RAF carried out these night intruder operations (Spring 1942-Spring 1943), the tactics rapidly went through various phases before settling on a combination of all of them.

At first, the RAF waited for the watchers on the coast to notify them that German bombers were on their way across the Channel seeking English targets. As soon as the Luftwaffe was over English soil, a few pilots would then set off singly and head for the Continent. They had to guess, from the direction of the bombers, which airfields the Germans were using. They would circle the enemy's bases, waiting for the Luftwaffe bombers to return. When the Germans did come back, they were at their most vulnerable: low on fuel, possibly the ammunition used up, and the crews tired and unsuspecting. The navigation lights and the slow speed of the bombers as they descended to the ground, plus the lights on the runway, all assisted the British pilot in locating and destroying the enemy.

The next phase came when it was decided to take more of the initiative, fly over to France early in the night, and try to find German bombers as they were actually taking off. This was a riskier kind of operation: the German crews were alert and the ammunition racks were full of rounds. Yet it had the marvellous advantage that, if successful, the sortie not only destroyed the enemy aircraft but also its bomb load which could not then be dropped on English targets.

The third phase grew up when the intruders could not find any aircraft to hit and, rather than return with the rubber sheaths still over the protruding cannon barrels, they looked for trains to attack. Railway lines usually stood out well in the black-out because they were so much straighter than roads. Trains betrayed themselves by red and yellow sparks from the engine and by plumes of smoke which gave the pilot some indication of wind direction and strength. The RAF told its pilots that the Germans imposed a strict curfew on the French and would not allow them to travel by night, so normally pilots would have no compunction about strafing the wagons and carriages as well as the engines.

In fact, the chances of finding and finishing German aircraft were low. Night after night, many of the pilots would not even see an enemy aircraft, let alone engage or destroy one. The Luftwaffe aircraft often returned to a different airfield than the one from which they had taken off and they had something like twenty bases from which to choose.

The Hurricane intruder operation was a lonely and dangerous kind of mission. Unlike the Douglas Havocs and de Havilland Mosquitoes which also performed night intruder operations, the Hurricanes had one engine and a single crew member. If the Merlin engine failed or the aircraft was badly damaged, the pilot would have to crash-land his aircraft and he was on his own. Navigation was almost by 'feel'. The pilot had to have one hand permanently on the control column and the Hurricane only had two little red cockpit lights, so there was no way to unfold cumbersome maps or - if one could - see them at all distinctly. Each aircraft was invariably alone, flying over enemy territory in the vicinity of well-defended airfields in circumstances which made them visible to the Germans. It is astonishing that there were not more fatalities.

By far the most successful of the RAF's night intruders was a Czech pilot with the unlikely name of Karel Kuttelwascher who flew all his successful intruder operations with the legendary No 1 Squadron. He was my father-in-law and his exploits were graphically described in my 1985 book "Night Hawk".

The Hurricanes of 1 Squadron commenced their intruder operations on 1 April 1942 and continued them until 2 July 1942. In the course of these three months, a total of about 140 night intruder operations were flown by a total of 19 pilots. Karel Kuttelwascher - or Kut, as he was known - flew 15 trips during which he managed to shoot down no less than 15 enemy aircraft - three of them on one night - and damage another five. These spectacular achievements won him the Distinguished Flying Cross twice in a mere 42 days and attracted the sobriquet 'the Czech night hawk'.

All of Kut's intruder victories were accomplished flying the same Hawker Hurricane IIC. It had the serial number BE581 and the squadron code letters JX-E. At the height of his success, he had an emblem painted on the starboard side of his aircraft. It depicted a scythe in yellow and across it a banner in red carrying the name 'Night Reaper', a gruesome image which reflected his acute sense of vengeance. The Frog company - which manufactured plastic construction kits until 1975 - used Kut's aircraft as the version of its Hurricane IIC model.

Early in 2005, the Royal Air Force's Battle of Britain Memorial Flight, based at Coningsby in Lincolnshire, England, painted its Hawker Hurricane IIC PZ865 in the colour scheme of BE581 'Night Reaper'. The scheme includes 11 swastika kill markings under the cockpit sill on the port side (as seen in a contemproary newspaper photograph) as BE581 might have appeared the morning after 'Kut's' triple kill on 5 May 1942. The BBMF aircraft will wear this scheme for the next few years as it performs at air displays around the country.


Ver el vídeo: War Thunder. Fighter School: Hawker Hurricane Mk. IL - Teamwork! feat. Blackkai123, aVexGlacier